Información

Talla grande y embarazada: comer bien

Talla grande y embarazada: comer bien

Cuando está embarazada, es importante concentrarse en comer bien: debe asegurarse de que su bebé obtenga suficientes nutrientes para crecer y de que usted reciba suficiente apoyo nutricional para que su bebé crezca.

Este no es el momento de hacer dieta o reducir las calorías. En su lugar, observe de cerca cómo y qué come y averigüe qué es lo mejor para usted y su bebé. Tenga en cuenta cuánto peso debe aumentar durante el embarazo mientras elige alimentos saludables.

Los mejores consejos para comer bien

  • Toma un buen desayuno. Es cierto que la primera comida del día es la más importante: un desayuno con proteínas, grasas, carbohidratos y fibra te hará sentir mejor el resto del día.
  • Coma comidas pequeñas con refrigerios en el medio, en lugar de tres comidas grandes.
  • Incluya proteínas en cada comida y refrigerio, y evite los alimentos con azúcar refinada o harina blanca procesada. Esto ayuda a estabilizar los niveles de azúcar en sangre y mantiene a raya el hambre.
  • Incorpore frutas y verduras a sus comidas de manera creativa: mezcle una variedad de verduras picadas en los huevos del desayuno o espolvoree calabacines o zanahorias rallados en panes rápidos bajos en grasa. Las rodajas de manzana y pepino son excelentes adiciones a los sándwiches. Agregue trozos de manzana, arándanos secos o grosellas, o albaricoques secos picados a las ensaladas.
  • Concéntrese en el folato: Se recomienda a las mujeres embarazadas que ingieran 600 microgramos (mcg) de ácido fólico al día para ayudar a prevenir defectos del tubo neural. Muchas vitaminas prenatales contienen al menos esa cantidad. (Esto se suma al folato de los alimentos, que su cuerpo no absorbe tan bien como el tipo sintético).

    Algunos estudios han encontrado que las mujeres de talla grande tienen niveles de folato en sangre más bajos que las mujeres más pequeñas. Consulte con su médico para ver si podría necesitar más de 600 mcg de ácido fólico durante su embarazo.

  • Elija grasas buenas insaturadas (aceite de oliva, canola, maní) en lugar de grasas saturadas (grasas animales, lácteos enteros, aceite de palma) y grasas trans (manteca vegetal, margarina).
  • Use un diario de alimentos durante el embarazo para realizar un seguimiento de su ingesta de alimentos y nutrientes para asegurarse de que está obteniendo suficientes cosas buenas. También es útil para realizar un seguimiento de su estado de ánimo y sus niveles de hambre, de modo que pueda detectar patrones que puede necesitar cambiar.
  • Siga los siete principios para comer bien durante el embarazo.
  • Descubra 10 comidas "rápidas" que a una mujer embarazada le encantarían y cinco que debe evitar.

Ideas para bocadillos y bebidas

Aquí hay algunas formas saludables de satisfacer los dolores de hambre entre comidas:

  • Una manzana y un puñado de almendras o nueces.
  • Una rebanada de pan tostado integral untado con 1 cucharada de mantequilla de almendras
  • Un vaso de 6 onzas de leche descremada y un plátano
  • 1/2 taza de yogur natural, endulzado con un toque de miel
  • Seis galletas integrales con una onza o dos de queso bajo en grasa
  • Un huevo duro y algunas verduras para picar, como apio, zanahorias y pimientos.

Observe lo que bebe: cualquier cosa con azúcar refinada (jugos, café con leche y refrescos) puede hacer que sus niveles de azúcar en la sangre fluctúen y contribuir al hambre y los dolores de cabeza. Incluso los refrescos sin azúcar pueden provocar un aumento de peso, según la Asociación Estadounidense de Diabetes, aunque los expertos no saben exactamente por qué. En su lugar, pruebe estas opciones:

  • Jugo de verduras bajo en sodio (Beba solo jugos pasteurizados; los jugos no pasteurizados no son seguros para las mujeres embarazadas. Haga su propio jugo en casa o utilice jugos enlatados o embotellados que hayan sido pasteurizados).
  • Agua con gas con un chorrito de jugo de granada y unas ramitas de menta
  • Jugo de zanahoria con un chorrito de jugo de naranja
  • Leche de soya sin azúcar con sabor a vainilla o chocolate sobre hielo
  • Descrema la leche sobre hielo con un toque de saborizante sin azúcar, como vainilla o avellana.

(Nota: los edulcorantes artificiales están bien con moderación, aunque probablemente sea una buena idea evitar la sacarina, que atraviesa la barrera de la placenta que protege a su bebé).

Si tiene problemas para comer

Consulte con su proveedor de atención médica, quien puede sugerir modificaciones a su rutina de alimentos y proporcionar referencias a especialistas que pueden brindarle apoyo y ayudarlo a mantenerse encaminado. Un nutricionista puede ayudarlo a descubrir cómo sentirse satisfecho mientras sigue una dieta más saludable para usted y su bebé. Puede encontrar un nutricionista (también llamado dietista) en el sitio web de la Academia de Nutrición y Dietética; simplemente haga clic en Buscar un nutricionista registrado.

Si tiene problemas con comer en exceso emocional o compulsivamente, no está solo. Encontrará buena compañía y mucho apoyo y ayuda para la recuperación en una reunión local de Overeaters Anonymous o Food Addicts Anonymous.


Ver el vídeo: QUÉ COMER EN EL EMBARAZO? MENÚS, TIPS!! SÚPER COMPLETO! JustCoco (Diciembre 2021).